01 noviembre 2012

Vero Ferrari: Susana, tus errores

Transcrito de Diario16 - 29.10.2012

Por Verónica Ferrari

Susana Villarán debe ser revocada de la política peruana por haberse atrevido a hacer lo que sus predecesores no hicieron:
 
1. Nunca antes las mujeres fuimos una prioridad en las políticas municipales, a pesar de que la delincuencia y la violencia son situaciones que nosotras sufrimos cotidianamente. Ahora no existe plan donde el enfoque de género no sea integrado como parte fundamental de toda estrategia contra la inseguridad ciudadana.
 
2. Acostumbrados a la imposición, al autoritarismo y al golpe, Lima se había resignado a que este era el tipo de gobierno que nos merecíamos, una administración jerárquica basada en el abuso de poder de quienes, teniendo la obligación de hacer algo, lo hacían con nombre propio y como si fuera un favor. A Lima aún le cuesta entender que el diálogo y la participación colectiva en la práctica política contribuyen a ejercer una democracia efectiva.
 
3. Por mucho tiempo la ciudad no ha sido nuestra. Cada gobierno municipal reducía más las veredas para ampliar las pistas, hasta hacernos creer que los autos tenían más derechos que nosotros. La alcaldesa está recuperando los espacios públicos para el peatón, las bicicletas, las niñas, la cultura y el deporte, transformando así esta percepción de miedo y extrañeza hacia Lima.
 
4. Por primera vez una alcaldesa inauguró la Marcha del Orgullo y desde su bancada se propuso una ordenanza de no discriminación que proteja a lesbianas, gays, trans y bisexuales (tarea que ni siquiera el gobierno central ha asumido), tomando en cuenta por fin a una de las poblaciones más excluidas en el Perú.
 
5. Lima era igual a caos. Enfrentarse a las mafias del transporte y de la delincuencia le ha costado no solo el odio de los que nunca hicieron nada, sino, probablemente, ser revocada, que todo lo avanzado se paralice y que vuelvan a gobernarnos los ladrones de saco y corbata de siempre.
 
Yo he vivido por muchos años en San Juan de Lurigancho, donde nunca ha llegado el progreso, y, como muchos de ahí, he perdido cinco horas diarias de mi vida en buses, y en situaciones graves todos hemos tenido que ir a otro distrito para atendernos. Ahora tenemos un Hospital de la Solidaridad completamente equipado (enfrentándose incluso al alcalde distrital) y la Vía Parque Rímac por fin conectará a casi un millón de personas con Lima.
 
La política peruana no merece a Susana Villarán. El “error” de Susana es tener principios en un contexto en donde la corrupción, la mentira y la indiferencia son la forma habitual de hacer política. El error de los limeños sería permitir que las mafias y la derecha (los promotores del atraso) logren revocarla.


(Verónica Ferrari es Linguista, Directora Ejecutiva del MHOL y Columnista de Diario 16)

No hay comentarios:

FanBox - Redes Sociales