09 abril 2014

Mexico: Pareja gay gana batalla legal a escuela de su hija

La Secretaría de Educación, luego de casi 7 meses de litigio, resolvió multar al Colegio The Hills Institute con 161 mil pesos (US$12,400) al considerar que incurrió en actos de discriminación por expulsar a una pequeña de 3 años por el hecho de tener dos padres del mismo sexo.

Alex, Pepe y su hija
En el 2013 Alex y Pepe llegaron a la ciudad de Laredo y comenzaron la búsqueda de una institución educativa laica para su pequeña de dos años. Cuando vieron que entre la Misión/Visión de esta institución educativa se encontraba el respeto a la diversidad, creyeron haber llegado al lugar correcto. Tres meses después la niña fue expulsada del Colegio.

En agosto de 2013, el matrimonio denunció el hecho ante la Secretaría de Educación y la Procuraduría de la Defensa del Consumidor.

“La gravedad de la infracción se hace aún más patente, si se toma en cuenta que los actos discriminatorios no afectan solamente a los padres, sino a la menor, quien es la principal afectación por ser dada de baja por decisión discriminatoria unilateral de dicho colegio, impidiéndole así el ejercicio de sus derechos particularmente en lo relativo al acceso a la educación”, señala el expediente administrativo JN-34 que fue levantado en la Secretaría de Educación del Estado desde el 15 de septiembre de 2013 y resuelto el último 19 de marzo.

Argumentos de las partes

Durante la integración del caso se dio a conocer que la directora de este plantel, Patricia Durán, señaló a uno de los padres de la menor que su hija no podía seguir estudiando a menos que ellos mantuvieran en reserva su matrimonio, y fuera Alex, el único que se presentara en las instalaciones del plantel educativo.

Al negarse a cumplir estos “requisitos”, la niña fue dada de baja, sin que les regresaran los gastos erogados en colegiatura.

Durante el proceso, los representante legales del colegio alegaron que la expulsión se dio debido a la “falta de honestidad” de uno de los padres que presuntamente no aclaró desde el principio su situación familiar y no por homofobia.

Sin embargo, la dirección jurídica de Educación consideró este argumento “poco creíble, pues equivaldría a considerar que, dependiendo de la situación familiar de una menor de edad, es que se le rechaza o acepta en una institución escolar, lo que por supuesto resultaría discriminatorio...”

Se señalan también las inconsistencias en que la directora del colegio cayó durante el desarrollo de la investigación, y además la institución no cuenta con la autorización oficial para la impartición de estudios de educación inicial.


Fuente: Sipse

No hay comentarios:

FanBox - Redes Sociales